INCADE Instituto de Dermatología, Cirugía Estética y Láser Médico

BLOG INCADE nace con el propósito de informar acerca de tratamientos de Dermatología, Cirugía Estética, Plástica y Reparadora y Láser Estético y Médico y otras fuentes de luz de una forma médica, rigurosa y veraz a los pacientes y a los médicos. Expondremos periódicamente detallada información relacionada con nuestra clínica, nuevos tratamientos y toda la actualidad medico-científica con artículos de investigación del sector. Contamos con su colaboración para seguir mejorando.

www.incade.es

viernes, 3 de septiembre de 2010

Tratamiento de la obesidad y celulitis



Introducción

En el tejido adiposo humano se encuentran unas células denominadas adipositos. Éstas se encuentran alrededor de y entre los órganos, la envoltura de los nervios, las fibras musculares y en el tejido celular subcutáneo, entre otras localizaciones. Un sistema de riego sanguíneo y otro de inervación nerviosa circundan cada adiposito. La localización de los depósitos de grasa depende de la morfología de cada persona. El acúmulo de grasa anómalo más frecuente en el hombre es el androide, y en la mujer el ginoide. El androide corresponde a un perfil de tipo manzana, en el cual la mayor parte de la grasa se acumula en el abdomen y en la zona del pecho. Según algunos autores, este perfil androide es más propenso a desarrollar enfermedades cardiovasculares y diabetes. El ginoide es un perfil tipo pera, en el que el exceso de grasa se localiza por debajo de la cintura, en las caderas y en los muslos. Cierta cantidad de grasa es esencial para mantener un estado saludable. Algunas mujeres con un nivel de grasas por debajo de lo normal, debido al ejercicio físico, dietas, etc., pueden ver alterado su ciclo menstrual durante meses e incluso años. Es decir, el tejido graso tiene implicaciones en el normal funcionamiento del organismo a nivel hormonal. Asimismo, los estrógenos son los responsables del almacenamiento de las grasas localizadas en zonas como las nalgas y los muslos de la mujer, lo que la hace más propensa al perfil tipo pera. El hombre, por el contrario, es más propenso al perfil tipo manzana, debido sobretodo a la testosterona. Además, entre otras diferencias, la piel de naranja o celulitis es en el hombre menos evidente que en la mujer porque tiene la capa subdérmica en general más fina, y las cámaras de almacenamiento de grasa más pequeñas.

Indicaciones
Los candidatos ideales para someterse a este tratamiento son aquellas personas que poseen un peso relativamente normal pero que tienen acúmulos de grasa en áreas localizadas. Si usted posee un estado general de salud bueno, es psicológicamente estable y es realista en sus expectativas, será un buen candidato. Lo más importante para obtener un contorno final óptimo es poseer un piel firme y elástica (la piel que "cuelga" no se redistribuirá por el nuevo contorno corporal, pudiéndose necesitar algún procedimiento quirúrgico adicional para eliminar el exceso de la misma).

Pretratamiento
Es necesario, por lo tanto, analizar cada caso, valorando no solamente la localización de la zona “molesta” de acúmulo graso, sino la anatomía en general, haciendo un tratamiento global, con especial hincapié en las medidas dietéticas, aconsejando el ejercicio físico saludable y una hidratación correcta de la piel. Existen además varios sistemas para tratar el acúmulo de grasa localizada o difusa, como son, entre otros,  las corrientes interferenciales y la terapia subdérmica.

Anestesia
Es un procedimiento que se realiza sin anestesia de ningún tipo.

Intervención

1. Sihouette® (Terapia subdérmica)
Las áreas de celulitis son tratadas con esta técnica de masajes, asistidos con una tecnología novedosa, para alisar, entonar la piel y lograr una silueta bien proporcionada. Deslizando la capa subdérmica de la piel se consigue una movilización y disminución del tejido graso “celulitis” combinándose con otras técnicas.

2. Corrientes Interferenciales
El mecanismo de la formación de las ondas interferenciales se encuentra en la coexistencia, en tiempo y espacio, de dos corrientes de alta frecuencia (de 1000 a 4000 Hz), pero con una diferencia de 1 a 100 Hz entre sí, penetrando en profundidad en la masa muscular, aunque actúan con una tercer corriente endógena (corriente interferencial) resultante de la diferencia de la frecuencia de las dos corrientes de origen que se interfieren entre sí. Las corrientes interferenciales presentan cualidades terapéuticas particulares, como son: favorecer el flujo venoso de retorno, un efecto analgésico persistente y creciente en sesiones sucesivas por aumento del umbral doloroso, la tonificación muscular y el estímulo de la acción lipogénica del tejido graso. Es decir, se favorece la movilización de la grasa acumulada no deseada. Además, se aumenta el aporte de oxígeno, favoreciendo así la eliminación de toxinas.

Hospitalización
No es necesaria la hospitalización con estos tratamientos

Postintervención
Se realizan varias sesiones (entre 15 y 20) de una hora aproximadamente, una por semana. Este procedimiento está contraindicado únicamente durante el embarazo, si existiera hipertensión arterial, insuficiencia vascular importante o se estuvieran tomando fármacos anticoagulantes.

Resultados
Los resultados pueden ser permanentes, siempre y cuando se mantenga una dieta adecuada y se practique ejercicio periódicamente. Si usted gana peso, lo hará de manera más homogénea y no sólo en los depósitos localizados de grasa. La mayoría de los pacientes están muy satisfechos con los resultados; pueden utilizar ropa más variada y están más satisfechos con su cuerpo. Siempre y cuando sus expectativas de futuro sean realistas, se sentirá feliz con su nueva silueta.

Es un tratamiento ideal para combinar con otras técnicas, como la liposucción, o como alternativa a ésta si se acompaña con una dieta adecuada, una ingesta suficiente de agua y un programa de ejercicios planificado a la medida de cada persona.

La utilización de esta técnica es compleja y precisa un entrenamiento adecuado. Los resultados obtenidos dependen de cada paciente y deben ajustarse a la realidad. Ninguna de las explicaciones que se exponen en esta sección sustituyen la consulta a un dermatólogo o un cirujano plástico.

Si desea ampliar información, no dude en ponerse en contacto con nosotros:

INCADEInstitut Català de Dermatologia i Cirurgia Plàstica
Tel. 93 206 50 73
info@incade.es
www.incade.es

Etiquetas: , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal